Make your own free website on Tripod.com

A Dios

Dios, que estás en los cielos, sálvame,

porque soy creador de las máquinas,

hago cerebros electrónicos,

que nunca pensarán en ti.

 

Dios, que estás en los cielos, mírame,

soy buen escrutador de arcanos,

tengo potentes telescopios,

que nunca podrán encontrarte.

 

Dios, que estás en los cielos, búscame,

surco los aires con motores,

vuelo aviones de retroimpulso,

que nunca llegarán a ti.

 

Dios, que estás en los cielos, quiéreme,

soy el inventor de lo práctico,

hago corazones mecánicos,

que nunca podrán adorarte.

 

Dios mío, a pesar de mis máquinas,

¡quiero pensar en ti!

Dios mío, qué importan telescopios,

¡quiero poder mirarte!

 

Dios mío, volando los aviones,

¡quiero siempre encontrarte!

Dios mío, aunque fabrique inventos,

¡quiero siempre amarte!.

Este es un Poeta con una mística moderna, me parece que el Poema que escogí es un canto al nuevo milenio y a la vez es una Oración al Creador; éste Poeta es matemático, filólogo, maestro en el ritmo de la prosa y se trata de Antonio Castro Leal, quien escribió este Poema en verso blanco moderno, revolucionarío en la forma en que sé dirige directamente al Creador. La maestría del poema reside en el énfasis acentuado de las palabras que provocan diferentes estados de ánimo, lo podemos notar en el poema.

Arriba

 

Dile a tus Amigos!
Escribe tu nombre:

Escribe tu E-mail:

E-mail de tus amigos:

Tus Comentarios:

Recibir copia: 


             | Mensajes |  | Página Principal