Make your own free website on Tripod.com

DIALOGO VALIENTE

Un chico de trece años de edad cierta tarde se animó a conversar con su padre de esta manera:

"Papá, te veo tan poco, y conversamos tan poco, que a menudo siento que no tengo padre. Aunque reconozco que soy parte de tu vida, a veces quiero irme lejos de casa. Quisiera encontrar una familia que me brinde su amistad".
"Te necesito, papá, como un amigo mío. Quiero que me enseñes las cosas de la vida. Esas que muchos esconden, pero que son tan importantes...Una vez me dijiste que ya hablaríamos sobre el tema, pero ¿cuándo será?".
"Papá, yo te necesito para jugar y para salir juntos. No es que no me lleve bien con mamá, pero necesito más tu compañía. Yo sé que tu tiempo es escaso y que tienes mucho trabajo. Pero, ¿no podrías apartar una hora por día para dedicármela a mí? Hay cosas que no entiendo bien en mis estudios, y que tú podrías explicármelas".
"Otros chicos y muchachos del barrio hablan mal de su padre. Pero yo no quiero ser así. Por eso, te necesito. No me dejes solo. Y si te es posible, regresa un poco más temprano a casa por la noche. ¡Es tan lindo estar todos juntos!".

Y el buen hijo terminó diciendo:

"Papá, yo te necesito, porque los chicos sin padre andan por mal camino. No quisiera que eso me pasara a mí".

Y cuando el chico intentó seguir, su padre lo interrumpió, lo abrazó con emoción, y con palabras entrecortadas le dijo: "Gracias, hijo, por tu valor y tu franqueza. Haré lo mejor que pueda para darte lo que mereces".

***VIVIR CON VALOR***

Arriba

Dile a tus amigos!
Escribe tu nombre:

Escribe tu E-mail:

E-mail de tus amigos:

Tus Comentarios:

Recibir copia: 


| Mensajes |  | Página Principal |