Make your own free website on Tripod.com

Mi Hijo

Acaba de cenar ¡Poder Divino!

como se ha puesto el niño, ¡es un tormento!

Se ha dado pinceladas ciento a ciento

de salsa de tomate purpurino.

 

Disfrutó la nariz también del vino;

a la frente ha llegado el condimento,

y entre el babero y barba hay suculento

residuo de alcachofas y tocino.

 

A todo echa la zarpa, todo toca,

con el cubierto el rostro se embadurna

hasta que atina el torpe con la boca;

 

Inútil es mi represión nocturna;

viene a besarme, ríe y soy tan zote,

que... le limpia la boca mi bigote.

(Edmundo de Amicis).

Arriba

Dile a tus amigos!
Tu Nombre:

Tu E-mail:

E-mail de tu amigo:

Tu Comentario:

Recibir copia: 


| Mensajes | | Página Principal |